VER EN VERSION CLASICA
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Interbenavente.es
Domingo, 9 de marzo de 2014
Entrevista

Martina Robles Rodríguez escritora de la comarca, habla sobre la violencia de género en su nuevo libro

Guardar en Mis Noticias.

Su primera novela “No hay reloj para el olvido” se centra en las víctimas de los malos tratos y la repercusión en sus familias.

Martína Robles Rodríguez nació en 1967 en Arcos de la Polvorosa. Durante sus años de estudio se formó en el Colegio Las Comarcales y en el Instituto de “León Felipe” en Benavente, cuando cursaba COU se trasladó a Madrid donde comenzó con su carrera de derecho en la Universidad Complutense de Madrid, ciudad en la que ha establecido su residencia.

 

Aunque sus amigos la conocen como Marta, Martína se presenta ilusionada con su primera novela que está ambientada en la comarca de Benavente y que pretende concienciar sobre la violencia de género.

[Img #17259]

 

 

Interbenavente: Ahora ¿te estás centrando en tu faceta de escritora?

 

Martína Robles: Eso es mucho, es mi primera novela. Ojalá pudiera seguir por ahí. Ahora mismo estoy desempleada y entonces he aprovechado para no estar parada mentalmente, que es una cosa que me afecta y bueno, pues siempre he escrito relatos, he sido profesora de animación a la lectura y de escritura creativa, y siempre me ha encantado el tema de talleres y de la lectura.

 

Me he embarcado en esta novela hace dos años y ahora pues a esperar a que dé  sus frutos.

 

Ib: Has hablado de escritura creativa ¿En qué consiste?

 

M.R: Estoy en una asociación que trabaja en la integración de determinadas actividades como es la animación a la lectura y además de colectivos de inmigrantes. Entonces la escritura creativa son talleres que intentan buscar las características de un cuento, de un relato, y de una novela, por ejemplo ¿cómo creamos un personaje? o ¿cómo describimos un paisaje?.

 

Ib: Y eso es lo qué te ha ayudado a crear tu primera obra literaria

 

M.R: Claro. Como siempre de los talleres no sólo es lo que yo aporte o me prepare sino que he aprendido mucho de las personas que asisten a los talleres.

 

Cuando me propuse escribir la novela fue como un reto, porque viví lo que los escritores dicen  que comienzas y luego parece que la historia tira de ti, pues vi que en mi caso era lo que sucedía. Pues nada a disfrutar con la novela

 

Ib: Ahora vamos a hablar de esa novela; ¿Su título y qué narra?

 

M.R:  El título de la novela es “No hay reloj para el olvido”, un título que he querido representar esas viviencias que por muy malas que sean nunca se olvidan.

 

El hilo argumental es la violencia de género, los malos tratos, dentro de la familia.

 

Me interesaba destacar no tanto sólo por parte de la víctima, de la mujer, sino el de las hijas[Img #17260] que en la literatura está poquísimo  tratado ese tema, y bueno mi último trabajo en un centro de la mujer, me llegaban casos y demás que yo veía que era un tema para sensibilizar sobre la violencia de género. Pero luego con independencia de ese tema que es la línea básica hay muchas historias secundarias,  que por lo que me dicen, se lee muy bien porque hay muchas historias secundarias de muchos personajes, hay viajes, hay amor, hay desamor, aunque la trama principal es la violencia de género.

 

Está ambientado en la comarca en un pueblo ficticio que se llama “El Cosar” porque conozco un poco Benavente y el entorno.

 

Ib: ¿Qué te ha aportado escribir esta novela?

 

M.R: Una reflexión muy interesante acerca del poder de la mujer en general y luego un estudio psicológico de la huella que va dejando el vivir desde la infancia determinadas situaciones familiares.

 

Me pareció oportuno,  también, situarla aquí porque los castellanos, en general, nos cuesta sacar mucho los sentimientos, tenemos esa fama, y como el tema de violencia de género se vive de puertas hacia dentro, pues creí oportuno este escenario.

 

Ib: ¿Cómo te has documentado para poder plasmar el sentimiento de las personas que viven violencia de género?

 

M.R: Me he documentado pero no tengo una referencia concreta de decir una persona sino que a veces ha sido por la historia que he oído, que han sucedido y como lo han ido viviendo y luego también desde la propia sensibilidad, un poco de posicionarme como si a mi me sucediera eso.

 

Hay partes, quizá, no tanto a nivel de sentimientos sino a nivel de espacios. Luego tengo dos amigas psicólogas, en las que también, se nota ese tratamiento y el haber trabajado en un centro de atención a la mujer, aunque allí no se trabaja con malos tratos porque se derivan a otros recursos.

 

[Img #17261]Así que ha sido recoger de aquí, rescatar de allí, un poco eso.

 

Ib: Opiniones de la gente que ha podido leer tu novela

 

M.R: De la gente que la ha leído, dentro de lo que es un drama sobre la violencia de género, dicen que es muy ágil de lectura, que es muy visual, que hay como muchas imágenes y que ayudan a llevar al lector de la mano, y luego algo muy gratificante y  es que cada capítulo despierta el interés por continuar leyendo. Me dicen que sucede desde las primeras páginas y eso es un logro, creo yo.

 

Ib: ¿Se ha comercializado ya esta novela?

 

M.R:  Ahora mismo está a la venta, aquí en Benavente ya está en Librería Alfonso y Gráficas Unidas, y en Madrid se pone esta semana a la venta.

 

Se va a hacer una presentación el 12 de marzo en Madrid y el 28 en Benavente.

 

Ib:  ¿Es posible que la escritura te permita dejar aparcada tu carrera de derecho y si todo va bien seguir como escritora?

 

M.R: Es un poco pronto y lo veo difícil, porque también el tema del libro es otro mundo y también las editoriales te hablan de que estamos en crisis, que es un mal momento, a ver como está tocado el tema.

 

A lo mejor me puede abrir las puertas pero no tanto de la literatura, lo veo difícil.

 

 

Ib:  ¿Se puede decir que lo complicado, una vez que has terminado tu novela, es la comunicación con las editoriales?

 

M.R: Un poco las dos cosas, yo creo que al principio no sabía si sería capaz de escribir una novela de trescientas páginas, y luego también las editoriales está que te publiquen, porque a mi me han llegado a decir que se vendía mucho más el tema de la violencia de género si empezabas la obra “cortando cabezas”, y yo dije que ese tratamiento no lo quería, que yo quería un tratamiento desde la víctima, desde las hijas como víctimas y un tratamiento de sensibilizar, no en plan sangriento.

 

Ib: ¿Crees que el público de Benavente reaccionará bien a tu novela?

 

M.R: Eso espero. Ahora de momento lo que me encuentro es que por proximidad o por conocerme están reaccionando bien, luego es que cuando la lean tengan el mismo criterio, pero espero que sí. Yo lo he hecho con todo el cariño.

 

Ib: Próxima novela que tengas en mente; ¿va a ir por el mismo género literario?

 

M.R:  Ahora está tan reciente esta que no tengo todavía un proyecto. Estoy disfrutando de esta que son los comienzos pero no sabría decirte ahora mismo.

 

Creo que cambiaría de temática, porque es un tema duro y yo se que si está yendo bien esta pues estupendísmo, pero creo que cambiaría de temática.

 

Ib: Has participado en el acto homenaje que organiza el Ayuntamiento de Benavente a diez mujeres de la comarca.

 

M.R: Si, me han invitado, me reuní con la concejala y me ofreció esta oportunidad y he participado.

 

Ib: Que supone participar este acto

 

M.R.: Es un orgullo, una oportunidad buena, y ya para mi ha supuesto una reflexión del libro porque el fondo lo que trabajo es la superación de la mujer pero a veces casi en la sombra

Interbenavente.es - Benavente - Noticias - Agenda - Multimedia - Servicios • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Publicación controlada por OJD Interactiva
Powered by FolioePress