Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rebeca Castaño
Martes, 13 de febrero de 2018
Municipal

Urbanismo pendiente del inicio de las obras de derribo de la Casa Lagares

Guardar en Mis Noticias.

La propiedad tiene un plazo de cinco días hábiles tras haber recogido la notificación municipal el pasado viernes para ejecutar los trabajos.

La Calle Lagares permanece cortada al tráfico y algunos operarios ya se encuentran trabajando en la retirada de tejas de la cubierta de esta inmueble, para posteriormente, se espera, continúe con los trabajos de derribo de la edificación declarada en ruina.


 

Desde la Concejalía de Urbanismo, su titular, Sandra Veleda, indicaba que se están pendientes de los movimientos de la propiedad, y comprobar que todo se realiza conforme al proyecto, ya que en caso contrario el Ayuntamiento activaría la ejecución de la vía subsidiaria, se encargaría de los trabajos y los gastos se derivarían a la propiedad.


 

Una vez que se ejecute el derribo de este inmueble se procedería a la expropiación para hacer cumplir la alineación establecida en el PGOU, y a continuación la urbanización de la zona.

[Img #83147]

Un proceso que tras varios años de trámites administrativos da por finalizado a uno de los problemas de embotellamiento de la ciudad, tal y como indicaba el Alcalde de Benavente en su comparecencia la semana pasada.

 

Esta casa fue construida en 1880 en una superficie de 124 m², divididos en un comercio de 41 m² y dos viviendas, actualmente deshabitadas, de 21 y 62 metros cuadrados. En 1940 se realizó una reforma media.