Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Soraya Pedrero
Viernes, 12 de enero de 2018
Castilla y León

“Ley de acceso al entorno de los usuarios de perro de asistencia”, un paso más hacia la igualdad de oportunidades

Guardar en Mis Noticias.

La ley trata de detallar al máximo todos los elementos que configuran y delimitan el ejercicio del derecho de acceso al entorno, especificando las normas precisas para garantizar su efectividad en los distintos ámbitos y entornos.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, la presidenta del Consejo Territorial de la ONCE en Castilla y León, Arancha Casado, y el presidente del Comité Autonómico de Entidades de Representantes de personas con Discapacidad en Castilla y León (CERMI), Francisco Sardón, han presentado los detalles del texto elaborado conjuntamente del Proyecto de Ley de acceso al entorno de las personas usuarias de perro de asistencia en la Comunidad de Castilla y León y han firmado un acuerdo para promover y desarrollar las actuaciones que conduzcan a su aprobación como proyecto de Ley por la Junta, para ser remitido posteriormente a las Cortes.

Alicia García ha asegurado que los objetivos que se pretenden con esta Ley son reconocer y garantizar el derecho de acceso al entorno a aquellas personas que precisen la utilización de un perro de asistencia para promover su autonomía personal, regular el reconocimiento de la condición de perro de asistencia y favorecer el desarrollo de una vida independiente a personas con discapacidad o a personas con determinado tipo de enfermedades.

Esta Ley incorporará novedades significativas como la extensión a más personas del derecho al acceso al entorno social; la concreción o ampliación del ámbito o espacios a los que se va a poder acceder; la ampliación del contenido del derecho al establecer que, además de la libertad de acceso, la libertad de deambulación y permanencia en ese espacio, en igualdad de condiciones que el resto de usuarios. También señala los espacios y situaciones en los que no será posible el acceso en compañía de un perro de asistencia.

Alicia García ha señalado que la Ley de Castilla y León, de manera novedosa respecto al resto de regulaciones autonómicas, enmarca este derecho de acceso dentro del ámbito de la dependencia, en concreto dentro del Servicio de promoción de la autonomía personal. Así, Castilla y León será pionera al establecer que las actuaciones para el entrenamiento de los perros que permitan la vinculación y adaptación entre el perro de asistencia y el usuario, las de apoyo al acceso de la persona al uso de un perro de asistencia, así como las de la supervisión y seguimiento, se encuadren dentro del Servicio de Promoción de la Autonomía Personal. Esto permitirá que, una vez aprobada la ley, estas actuaciones puedan ser pagadas por el usuario con la prestación vinculada al servicio que le pueda conceder el sistema de atención a la dependencia.

[Img #81609]

ASPECTOS MÁS DETACADOS DE LA LEY

1.- Extiende el derecho de acceso con animal de asistencia al entorno social a más personas.

La Ley establecerá hasta seis tipologías de perros de asistencia.

1.- Perro guía.

2.- Perro de servicio.

3.- Perro de señalización de sonidos.

4.- Perro de aviso.

5.- Perro para personas con trastorno del espectro autista.

6.- Perro adiestrado para nuevas necesidades de apoyo a las personas con discapacidad que puedan surgir, de acuerdo con lo dispuesto en el número uno de la disposición final segunda de esta ley.

2.- Concreta y amplía los lugares y espacios públicos

Entre ellos está, de forma especialmente destacada, el ámbito laboral o el puesto de trabajo o los espacios de titularidad privada de uso colectivo.

3.- Libertad para deambular por un espacio en igualdad de condiciones

4.- Derecho de acceso en transportes públicos y privados

5.- Limitaciones del derecho de acceso al entorno

Al mismo tiempo, la Ley establecerá una serie de espacios a los que la persona usuaria no podrá acceder acompañada del perro de asistencia:

a) Las zonas de manipulación de alimentos que sean de acceso exclusivo para el personal de restaurantes, bares, cafeterías y otros lugares destinados a tal fin, salvo que sea el espacio para el desempeño de su actividad profesional.

b) Los quirófanos, las salas de curas de los servicios de urgencias, los servicios de cuidados intensivos o cualesquiera otros servicios o áreas de los centros sanitarios en los que se haya establecido reglamentariamente esta limitación por la necesidad de garantizar unas especiales condiciones higiénicas.

c) El agua de las piscinas y de los parques acuáticos.

d) El interior de las atracciones en los parques de atracciones.

6.- Medidas de garantía de calidad y control

Junto a todo lo anterior, Alicia García se ha referido a que la Ley establecerá los requisitos y condiciones para el reconocimiento de la condición de perro de asistencia y persona usuaria, así como las obligaciones para los usuarios, propietarias y adiestradoras y educadoras de perros.