Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rebeca Castaño
Miércoles, 10 de enero de 2018
Opinión

IU también se une a la manifestación por una sanidad pública de calidad del 20 de enero

Guardar en Mis Noticias.

Comunicado íntegro

Ante la manifestación en defensa de la Sanidad Pública y de calidad convocada el próximo 20 de enero en Valladolid por todas las Plataformas de Defensa de la Sanidad Pública de Castilla y León, la Agrupación Local de Izquierda Unida de Benavente como integrante del Movimiento Defensa Sanidad Pública de Zamora, se suma y apoya esta convocatoria y hace un llamamiento a los benaventanos y benaventanas y vecinos de las comarcas a participar, acudir y manifestarse ante la Consejería de Sanidad ese día.


 

Para Izquierda Unida, ante el deterioro y retroceso sanitario de los últimos años sobran los motivos para manifestarse, los recortes, las listas de espera, el abandono de la sanidad rural, que incide directamente en la despoblación del campo y la emigración forzosa de la juventud, y de la primaria, la precarización del empleo sanitario, el copago, las externalizaciones, los sobrecostes y una mala gestión son sólo síntomas de una paulatina y sistemática destrucción del sistema público de salud por parte de los gobiernos neoliberales, especialmente del Partido Popular.

 

Situaciones que concretamente se agravan en provincias como Zamora con el cierre y deterioro de consultorios en los pueblos; falta de personal para sustituir los permisos de los sanitarios; transporte sanitario para recibir tratamientos especializados con muchas horas de recorrido; falta de dotación de personal especializado en los centros de salud, sobre todo sin cubrir el periodo de urgencias; necesidad de ampliar la cobertura de cuidados paliativos etc.

 

Y todo ello en una sociedad envejecida y necesitada por lo tanto de cercanía a los servicios sanitarios de todo tipo.

[Img #81548]

IU-Benavente ve con preocupación cómo el sistema, en un nuevo proceso de acumulación de riqueza, despoja poco a poco a la clase trabajadora de sus derechos. Con lemas como “Nuestra salud, su riqueza” o ¡Basta Ya! ¡Nos duele la Sanidad! Somos IU somos sanidad pública, Izquierda Unida llama a la movilización social en la confrontación directa con el modelo económico neoliberal que explota al personal sanitario y de servicios, además de llevar a la sanidad pública hacia la privatización para el beneficio de unos pocos, generando una sanidad discriminatoria e injusta y negando el acceso en igualdad de condiciones para la población.

 

Para IU, muestras evidentes de esa privatización son las externalizaciones de servicios y los conciertos sanitarios, pero además, los copagos, el trato a favor a empresas farmacéuticas, los contratos millonarios con constructoras que acaban inflando los precios, y las Unidades de Gestión Clínica son fórmulas encubiertas para acabar financiando a empresas privadas dilapidando fondos públicos.


Otra de las reivindicaciones más importantes es el retorno a la universalidad de la Sanidad Pública, perdida tras la entrada en vigor del decreto 16/2012 que excluye a cerca de 2 millones de personas en todo el estado sin que esté demostrado que suponga ahorro alguno y basado en una ideología xenófoba y racista.

 

Además, Izquierda Unida considera necesario un incremento importante del gasto en la atención primaria y en educación para la salud, lo cual está demostrado que disminuye el gasto sanitario total, algo que no parece importar a los gobiernos central y autonómico, más centrados en beneficiar al sector privado y a las farmacéuticas que  hacer auténticas políticas para la salud de la ciudadanía.

 

Por último, desde Izquierda Unida queremos recordar que el sistema público de salud es nuestra conquista social, la de las trabajadoras y trabajadores, y que “de todas las formas de desigualdad, la injusticia en la atención sanitaria es la más espantosa e inhumana”. Además recordar que el sistema de salud pública por el que apostamos para asegurar la vida, la salud y los derechos de las clases populares siempre será un obstáculo para quienes se benefician con los recortes y las privatizaciones.


 


 


 

Benavente, a 10 de enero de 2.018