Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Interbenavente.es
Jueves, 28 de diciembre de 2017
Economía doméstica

Comparadores para ahorrar tiempo y dinero

Guardar en Mis Noticias.

Los españoles hacen uso de manera habitual de los comparadores de precios

Primero se ocupaban de temas muy específicos, como los seguros de coche. La buena aceptación propició que las grandes plataformas de venta on line, como Amazon o Etsy, mejoraran sus propios comparadores de precios y añadieran la posibilidad de reseñas de compradores de los productos. La idea tuvo tanto éxito que aparecieron comparadores específicos para casi cualquier bien de consumo, desde aparatos electrónicos hasta estancias en hoteles.

 

 

Y, ahora, lo más popular son los sitios como, por ejemplo, https://buenosybaratos.es, capaces de convertirse en un comparador temático de uno u otro tipo con tan solo emplear la barra de búsqueda y que complementa sus servicios ofreciendo consejos de compra generales al posible comprador.

[Img #80999]

 

Las ventajas del uso de este tipo de webs son obvias: permiten ahorrar tiempo y dinero. Al necesitar de clientes satisfechos que avalen su popularidad, muchos comparadores programan su algoritmo de manera que sólo tenga en cuenta los resultados de venta de plataformas de confianza. Así, hay algunos especializados en ofrecer las mejores opciones de compra dentro de una misma macrotienda on line, como podría ser Amazon, mientras otros pasan a tener varias tiendas on line en consideración. Quien dice tiendas on line en el caso de productos tangibles, se refiere a empresas de hosting y alojamiento web o a cursos on line en el caso de bienes intangibles. La cuestión es que tienen en cuenta las ofertas de sitios confiables, las evaluaciones de los compradores verificados y alguna otra variable opcional para ordenar sus resultados.

 

 

Es en este algoritmo donde radica el éxito o fracaso de un comparador convencional, pues los usuarios desean poder acertar con las primeras propuestas ordenadas por las características que hayan elegido. Sucede lo mismo que con los buscadores como google, yahoo o bing. Al final, todos dependen de que el usuario quede contento y vuelva.

 

 

Mientras los buscadores web obtienen sus ingresos de los anunciantes, los comparadores de precios y productos se monetizan mediante afiliación. Por cada venta que generen desde su sitio web obtienen una comisión.

 

 

Cuando hay dinero de por medio, el usuario se vuelve más receloso. Cabe sospechar que un comparador hará aparecer antes los resultados que le sean más convenientes por su margen de ganancias en caso de venta. Pero hacer esto generaría un incremento en las ventas anuladas o en las devoluciones, en cuyo caso la comisión queda anulada, junto con el descontento de quien haya recurrido a sus servicios. Un pasaje directo al fracaso.

 

 

Los nuevos comparadores temáticos buscan fidelizar, no sólo al comprador actual, sino a los posibles compradores futuros. Para ello les ofrecen artículos informativos y generalistas sobre cómo llevar a cabo una compra acertada en determinados artículos o servicios. De esta manera generan comunidad y hacen branding, es decir, consiguen que el nombre de su marca sea recordado.

 


Como norma general, los comparadores de precios que invierten dinero y recursos en crear comunidad y en informar a todo posible usuario suelen ser los más cuidadosos con la lista de resultados a mostrar ante una consulta que los que se limitan a mostrar un ranking de los mejores o los más vendidos.

Interbenavente.es - Benavente - Noticias - Agenda - Multimedia - Servicios • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados - Publicación controlada por OJD Interactiva
Powered by FolioePress