Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rebeca Castaño
Jueves, 30 de noviembre de 2017
Municipal

El Equipo de Gobierno saca adelante los presupuestos municipales de 2018 bajo la petición de dimisión al Alcalde

Guardar en Mis Noticias.

Un punto que ha contado con los votos a favor del Equipo de Gobierno y el rechazo de los concejales del Partido Popular.

El ambiente vivido en las últimas semanas tras la puesta en conocimiento del Partido Popular de una grabación entre un ex empleado del Ayuntamiento y el Alcalde de Benavente, han generado momentos de tensión al comienzo de la sesión plenaria, cuando los concejales del PP sacaban unos carteles pidiendo la dimisión del Alcalde.


 

El regidor, Luciano Huerga, tras la petición de retirada y cruce de intervenciones tanto por el Alcalde como por el Portavoz del PP, cuyos concejales se negaban a retirarlos, finalmente el Primer Edil accedía, por el buen transcurso de la sesión, de mantener los carteles sobre la mesa.


 

Tras este episodio comenzaba el debate de aprobación de los Presupuestos Municipales de cara al 2018, comenzando el turno de intervención el portavoz de IU, Manuel Burón, quien quiso reconocer el trabajo de la Concejalía de Hacienda, en concreto la labor del nuevo Interventor del Ayuntamiento.

[Img #79401]

Burón quiso poner de manifiesto que a pesar de la deuda dejada por el Partido Popular de más de 9,6 millones de euros, “a día de hoy seguimos hipotecados”. Con una deuda de 3.040.000€ pendientes de pago a proveedores a lo que hay que sumar 780.000€ en concepto de otras facturas y deuda generada del anterior mandato.


 

Aún así, Izquierda Unida considera que el presupuesto es el más realista, realizable y acorde posible a su programa de gobierno, “sociales e inversores”.

 

El concejal del Partido Popular, Manuel Vega, calificaba que con estos presupuestos “se han lucido”, teniendo una reducción de un 4,5% menos respecto al año 2017, lo que corresponde a 300.000 euros menos, debido a que el Ayuntamiento ha dejado de recibir dividendos por parte del CTB.

[Img #79407]

Vega, nuevamente, echaba en falta la previsión de subvenciones por parte de la Junta de Castilla y León, achacando “a las formas” que haya podido utilizar el Equipo de Gobierno en el trato con estas administraciones.


 

El concejal popular recriminaba al Equipo de Gobierno que del presupuesto destinado al 2017 no se ha ejecutado el 87%, pendientes de inversión 3.265.000€, criticando la solicitud de un crédito de poca más de un millón de euros para el 2018.


 

Para Vega esta reserva de inversiones tiene un claro interés electoral, argumentando que se están reservando en el tiempo para ponerlas en funcionamiento cercanas al periodo electoral de las municipales en 2019.

[Img #79406]

Por su parte la concejala de Hacienda, Patricia Martín, recordaba que se recibirá, para la próxima anualidad, 200.000€ para el desarrollo del Centro de Transportes.


 

Martín aseguraba que ante las críticas del PP, el presupuesto está bien ejecutado “porque se pensaran lo contrario algo estaríamos haciendo mal”. Recriminando a los concejales populares que “solo vienen a hacer numerito pidiendo la dimisión del Alcalde”.


[Img #79405]

En el segundo turno de intervención el Portavoz de Izquierda Unida, Manuel Burón, criticaba que el PP en los ocho años que ha estado gobernando, asegurando que no se llevo a cabo el desarrollo del Benavente II, ni la modificación del PGOU.


 

Sin embargo destacaba que entre las inversiones del Equipo de Gobierno actual se encuentran políticas para incentivar inversiones del sector privado, reduciendo el nivel de morosidad y la adquisición de un camión de basuras de carga lateral.


 

Por su parte el concejal popular, Manuel Vega, defendía que durante los años de gobierno de su partido se realizó el nuevo cuartel de la Policía Local, el Museo de Semana Santa, una guardería y un parque de Educación Vial.


 

Además Vega puntualizaba que a los ciudadanos de Benavente, “les importa poco el nivel de endeudamiento”, aseverando que lo que quieren ver inversiones y ejecuciones, reiterando, nuevamente, que las ejecuciones presentadas en los presupuestas tienen un carácter electoralista.

[Img #79404]

Para la edil de Hacienda, Patricia Martín, señalaba que el Partido Popular pudo presentar una enmienda a los presupuestos, algo que no realizaron. Defendiendo que se potenciarán los servicios públicos, con el aumento de la inversión en la Calle Herreros, o la compra de un camión de basuras. Reprochando a los concejales populares que durante su mandato no se realizaron mejoras en la piscina municipal, ni en los camerinos del teatro.


 

Los presupuestos contaron con el apoyo de Izquierda Unida y PSOE y el voto en contra de los Populares que mostraron el mensaje “los benaventanos no somos asquerosos”, un mensaje presente durante las votaciones del resto de la sesión.