Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rebeca Castaño
Martes, 28 de noviembre de 2017
Municipal

Las mejoras del frontón se ejecutarán en tres fases, las dos primeras serán inmediatas en 2018

Guardar en Mis Noticias.

Una vez finalizada la mejora la concejalía trasladará las Escuela Municipal de Gimnasia Rítmica, al cumplir con las condiciones de entrenamiento, las clases de gimnasia de mantenimiento y estará disponible para el colegio de Buenos Aires.

El concejal de Deportes y Régimen Interior, Fernando Marcos, explicaba que el proyecto de mejora de cerramiento del frontón de la Rosaleda está listo a la espera de que salgan los pliegos de contratación.


 

El presupuesto que estima la concejalía para la ejecución de las tres fases de este frontón es de 575.000€, de los cuales 180.000 € se destinará a la ejecución de la primera fase en la que se realizará el cerramiento del frontón y 130.000€ para la construcción de aseos y vestuarios, todo para que la obra se pueda ajustar a la normativa NIDE del Consejo Superior de Deportes, la cual obliga que estén realizadas las dos primeras fases para su puesta en funcionamiento y que pueda albergar competiciones.


 

En el proyecto se refleja que entre los problemas que presenta la actual instalación se encuentra la entrada de agua de la lluvia al interior, lo que ha supuesto que la estructura metálica presente gran deterioro y corrosión. Además las gradas de hormigón presentan un desplazamiento que incluso “amenaza ruina”. Con todo ello se presenta una instalación que no está acondicionada para la práctica de deporte y que no cumple como la normativa NIDE.

[Img #79301]

El planteamiento de mejoras del frontón de la Rosaleda pasa por el cerramiento de la pista con panel de sandwich para evitar la entrada de agua, también la reparación de la imprimación y pintado de la estructura metálica.


 

Se han proyectado trabajos de demolición del cierre y cerramiento de la pared sur del frontón, así como realizar el muro de cierre del frontón para cumplir con la normativa de la pelota vasca.


 

Respecto al graderío se desmontará y se instalará uno retráctil. En esa zona se ubicarán los aseo, los vestuarios y el almacén. Contará con un sistema de calefacción independiente.


 


 

El acceso al edificio se realizará por una acera lateral en la zona este que dará acceso al frontón y sus instalaciones, también dará acceso a la sala bulder. Por otra parte, se realizará otro acceso por la fachada oeste que comunica el frontón y la sala bulder con el pabellón, pero independiente para no afectar a las condiciones de evacuación del Pabellón. Así mismo se resuelve la accesibilidad de personas con movilidad reducida

[Img #79300]

Respecto a la sala bulder, el concejal de Deportes afirma que se deberá esperar al menos a la anualidad de 2019 para que cuente con una consignación presupuestaria. Esta sala acogerá el rocódromo que se encuentra en la actualidad instalado en el Pabellón contiguo de la Rosaleda, demoliendo previamente las pistas de skate existentes en el acceso al frontón actual.


 

La sala bulder se proyecta en la fachada sur del frontón que dará protagonismo al edificio desde el exterior. Se construirá con un muro de hormigón que sirva de soporte al rocódromo, mientras que las paredes laterales serán de bloque de hormigón y estructura metálica en cubierta.