Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rebeca Castaño
Martes, 14 de noviembre de 2017
Municipal

Dos bomberos emprenden acciones legales contra el Ayuntamiento por considerar su despido improcedente

Guardar en Mis Noticias.

Aseguran que el Alcalde de Benavente les amenazó con un despido si continuaban exigiendo que se cumpliera el horario de 37 horas y media de trabajo semanales

Eduardo Martínez y Pedro Rodríguez han comparecido ante los medios de comunicación para dar respuesta ante las declaraciones realizadas la semana pasada por el Alcalde de Benavente, Luciano Huerga, y el Concejal de Personal, Jesús Nieto.


 

Eduardo Martínez que ha trabajado durante dos años y medio como personal laboral dentro del Parque de Bomberos de Benavente indicaba que se han presentado varias denuncias en el juzgado de lo laboral en Zamora, correspondientes al exceso de horas realizadas y no pagadas durante el último año y sus despidos, argumentando que no se han ajustado conforme al contrato laboral.


 

También denunciaban la situación del trabajo dentro del parque de bomberos, despidiendo trabajadores y siendo sustituidos con personal sin la destreza necesaria, “poniendo en peligro a los trabajadores y al propio servicio”.

[Img #78647]

Un malestar que tal y como aseguran estos dos ex trabajadores del parque de Bomberos se comunicó al Alcalde de Benavente a través de varias reuniones, una de ellas con todo el personal del Parque de Bomberos, donde confirman que hubo amenazas por parte del Primer Edil con despidos si continuaban pidiendo las 37,5 horas semanales.


 

Respecto a sus propios casos, Eduardo Martínez, indicaba que su despido llegaba estando de baja y sin el preaviso de los 15 días.


 

Por su parte Pedro Rodríguez, que ha trabajado durante 5 años y medio en el Parque de Bomberos, explicaba que su despido se producía cuando el solicitaba una reducción de jornada por ingreso de un hijo con una grave enfermedad, puntualizando que lo consideraban como “un agravio a la hora de contratar a una persona por una sustitución”.


 

Pedro consideraba que se han vulnerado los derechos de los trabajadores, por ello lo han puesto en conocimiento de sus abogados con documentación y pruebas necesarias.


[Img #78646]

Además indican que en la clausula de sus contratos se estipulaba que su plaza tendría que ser ocupada por una plaza de funcionario de carrera, insistiendo que las actuales son de nueva creación, añadiendo nuevos contratos laborales, “cuando era un procedimiento que no era legal”, indicaban los ex-trabajadores.


 

Actualmente el cuerpo de Bomberos está formado por 10 personas, tres de los cuales son funcionarios, el resto forman parte del personal laboral.