Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
enviado por julian cachon
26 de agosto de 2014
Rey Mañanes... Rey Mañanes...
Rey Mañanes… Rey Mañanes…

no digas que no te avisé, en la puerta del casón usado como inadecuado Ayuntamiento te encontré. Aproveché el envite para decirte que estaba rompiendo la primavera y la fertilizadora savia verdeaba las ramas de los frondosos árboles de los jardines interiores de la Mota Nueva, y al tiempo, denunciaba la podredumbre y peligrosidad de docenas de ramas, algunas de gran porte y peso, que pendían sobre el fugaz turista o sobre el asiduo ciudadano seguro contribuyente a vuestras glorias y jornales.


Todo ello, conciudadano, antes, mucho antes, de que el madrileño parque de El Retiro, cayera asesina rama sobre joven padre de familia y seguro contribuyente de tu colega madrileña la señora de Aznar, entronizada por el indescriptible y gallardo hoy dirigente de la Justicia ? nacional.


Vecino de esta Excelentísima Villa Condal y Ducal, entre en los jardines, por el paseo enmaderado como cajón de feria al píe del viejo depósito del agua, serpentee sus sinuosas sendas hasta llegar a La Rosaleda. Mire hacia las frondosas copas, mire y cuente, seguro que son decenas entre las ramas de escasa entidad y las de gran porte, de cientos de kilos de peso, que amenazan desde las ocultas alturas, sus plácidos paseos?


Seguirá el abandono y desidia oficial y ésas espadas de Damocles apuntaran sobre nuestros cerebros hasta su segura caída y entonces producirán algo tan irremediable como es la muerte. Pero no se preocupen, la casta política paga daños, perjuicios y abandonos, con nuestros impuestos y celebraran vergonzoso funeral a lo Bellido Dolfos, que a pesar de los ridículos esfuerzos de los munícipes zamoranos de hoy que pretenden dar la vuelta a la historia como sudado calcetín convirtiéndole en héroe, el tal Bellido sí fué, regicida y traidor. Rey Mañanes… Rey Mañanes no digas que no te avisé…
Julián Cachón, 24/08/2014


Interbenavente.es - Benavente - Noticias - Agenda - Multimedia - Servicios • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Publicación controlada por OJD Interactiva
Powered by FolioePress