Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Rebeca Castaño
Miércoles, 15 de febrero de 2017
Agricultura

Casi 2.000 explotaciones agrarias se beneficiarán del Mapa de Infraestructuras Agrarias

Guardar en Mis Noticias.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, presenta el Mapa de Infraestructuras Agrarias de la provincia de Zamora que plantea actuaciones en más de 36.100 hectáreas que beneficiarán a 1.760 explotaciones.

La Junta de Castilla y León pone a disposición del sector agrario y agroalimentario, estratégico en la Comunidad, las herramientas necesarias para hacerlo más competitivo en un mercado cada vez más globalizado. De este modo, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha diseñado el nuevo Mapa de Infraestructuras Agrarias con tres objetivos claros: crear riqueza en el sistema agrario y agroalimentario y mejorar tanto el desarrollo socioeconómico como el medioambiental de las zonas rurales. El regadío y la concentración parcelaria han sido y siguen siendo uno de los pilares estratégicos del desarrollo rural y del equilibrio territorial. Un nuevo modelo de trabajo que contará con una inversión superior a los 610 millones de euros en la Comunidad.


 

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ha presentado esta mañana el Mapa de Infraestructuras Agrarias para el campo zamorano, que contará con una inversión cercana a los 30 millones de euros, con el cual se planifica de manera ordenada y transparente las concentraciones parcelarias y sus infraestructuras rurales, y la modernización de regadíos de 1.760 explotaciones, que suponen más de 36.100 hectáreas en la provincia.


 

El Mapa de Infraestructuras Agrarias presentado hoy en Zamora mejorará la productividad y la competitividad del sector agrario de la provincia corrigiendo desequilibrios, especialmente en las zonas más desfavorecidas o con limitaciones; mejorando la rentabilidad de las explotaciones mediante un uso más eficiente de losmedios de producción; diversificando las producciones y mejorando su calidad, con la finalidad de adecuarse a las necesidades de los mercados.


 

Mejorará, también, el nivel de vida de los agricultores al incrementarse la productividad, la competitividad y la renta agraria de sus explotaciones. Persigue, además, convertir el sector agrario en un sector atractivo para los jóvenes y mejorar el acceso de la mujer, así como potenciar el desarrollo de la industria agroalimentaria. El número de incorporaciones de jóvenes en zonas modernizadas es un 40 % superior y la inversión privada de los agricultores es un 36 % mayor.


 

Esta planificación ordenada de las infraestructuras agrarias y la modernización de los regadíos tiene, además, beneficios ambientales como la mejora de la eficiencia del uso del agua –se reduce hasta un 20 % el consumo-; el ahorro energético; la reducción de la contaminación difusa en aguas subterráneas y superficiales en más del 30 %, lo que contribuye a la sostenibilidad de la actividad agraria y al ahorro de productos fitosanitarios –entre un 25 % y un 30 % en el abonado nitrogenado-; así como la disminución del consumo de fósiles y la emisión de gases de efecto invernadero.


 

[Img #63144]

A través del Mapa de Infraestructuras Agrarias se contemplan dos tipos de actuaciones en la provincia de Zamora:


 

Las infraestructuras rurales, donde se invertirán más de 9,4 millones de euros para adecuar caminos y accesos, así como desagües y otras instalaciones en 33.958 hectáreas de las zonas de concentración parcelaria de Riofrío de Aliste, Sarracín de Aliste, Asturianos de Sanabria, Sobradillo Palomares, Viñas de Aliste Fase I, Ferreruela de Tábara, Ceadea, Quintana de Sanabria, Muelas de los Caballeros, Pereruela, Cerezal de Aliste y Villaflor, y Ayoó de Vidriales, en las que se encuentran las ya finalizadas de Marquiz de Alba, Codesal, Sesnández, Losacio, Almaraz de Duero y Matellanes. Con estas actuaciones, en la provincia de Zamora se llegará hasta el 85 % de la superficie concentrable.


 

Y la modernización de regadío, para la que está prevista una inversión superior a los 20,5 millones de euros, y que se centrará en el Canal de San José, donde se mejorará la competitividad y la rentabilidad de 2.181 hectáreas. De este modo, se alcanzará la modernización de los regadíos en el 83 % de la provincia.

Interbenavente.es - Benavente - Noticias - Agenda - Multimedia - Servicios • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados - Publicación controlada por OJD Interactiva
Powered by FolioePress